Los hermanos Santilari - Alberto Romero Gil
84
post-template-default,single,single-post,postid-84,single-format-image,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-4.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
josep-pep-santilari-realismo

Los hermanos Santilari

En catalunya también existe la pintura figurativa, y está muy bien representada. Podríamos decir que nombres como Julio Vaquero, Pedro Moreno Meyerhoff, Xavier Serra de Rivera o los hermanos Santilari son buena muestra de ello. Josep y Pep Santilari actualmente están exponiendo en el Espai Volart de Barcelona, espacio gestionado por la fundación Vila–Casas. Es una exposición muy interesante, en ella encontramos una buena muestra de su trabajo, en especial sus grafitos llegan a un nivel de calidades maravilloso. También se puede ver un video donde nos muestran su estudio y su modo de trabajo, sin duda algo muy interesante.

A continuación transcribo el texto escrito por Sergio Vila-Sanjuán que se publicó en el suplemento Culturas del periódico La Vanguardia, con motivo de su exposición en la galería Artur Ramon en 2006.Es interesante la reflexión que hace sobre la promoción que Catalunya hace de sus artistas, y en concreto Barcelona, con esa línea tan sectarista y monocolor a la que nos tiene acostumbrados.

¿ARTISTAS PARA EXPORTAR?

Antonio López fue hace unos días a visitar la exposición de los Santilari. Y horas más tarde, en una conferencia, dijo que en cuanto a la plasmación de la luz, eran varias veces superiores ¡a Zurbaran!

Y es que con los gemelos de Badalona resulta fácil recurrir al superlativo. Entre colegas y expertos el reconocimiento es unánime: son números uno en materia de técnica. Pero también lo son por lo que se refiere a ese don pictórico que parte de la perfección técnica pero la trasciende para permitir que se revele, de forma abrumadora, la realidad en sí. Algo solo al alcance de esos pocos artistas, tremendamente dotados, que han logrado auténtica empatía con el mundo visible. No pocos observadores coincidirían en que hoy por hoy los Santilari son probablemente las más destacadas figuras del realismos español actual después del propio López.
¿Cómo ha exportado Catalunya esta calidad? Pues de ninguna manera. Por alguna razón el arte de los gemelos no parece encajar en los grandes foros de resonancia, sobre todo a efectos de pensar una antológica, que es la forma Standard de afianzar trayectorias: no la veo en el Macba –nada mas contrario a la línea conceptual y engagée del centro de Manuel J. Borja-Villel que el arte intimista y atmosférico de los Santilari – ni en el MNAC- ¡demasiado Jóvenes? ¿una apuesta demasiado fuerte?- ni en el CCCB- ¿demasiado clásicos?-, ni en Caixa forum-¿¿¿demasiado???… No, no parece que la consagración de los Santilari vaya a venir de la mano de estos centros, y fuera de ellos Barcelona carece de espacios institucionales regulares de línea más indefinida y abierta a los outsiders de las tendencias dominantes, como ocurre en Madrid con el Conde Duque o el Centro Cultural de la Villa. Así que en el caso Santilari la solución estribaría quizás en su exportación por la vía galerística, pero eso hasta ahora no ha funcionado, nuestros circuitos no son lo bastante fuertes, y el realismo catalán llega eco y mal a Madrid y casi nada a las grandes capitales de la pintura figurativa como Londres, Nueva Cork. Artur Ramon i Navarro me comenta al respecto algunos planes de su galería, habrá que esperar.
En la primera mitad de los 80 todo el mundo sabía en Barcelona que el artista joven con más potencial internacional era Miquel Barceló, formado en la ciudad y pronto seleccionado en Kassel. Pero los centros en activo no reaccionaron y el primer gran reconocimiento en solitario vino del Capc de Burdeos, con una exposición que luego iría a Madrid. Barcelona tuvo que incorporarse más tarde a la ola del reconocimiento.
¿Pasará lo mismo con los Santilari?

Sergio Vila-sanjuán

1 Comment
  • Anonymous

    21 mayo, 2009 at 1:06 am

    A caso el galerista no sabe o no quiere que se le escapen esas dos perlas?
    No solo culparía a las instituciones, también parte de culpa es de aquellos que los amarran para que no se les vaya su negocio.
    Imagina que por un momento se los lleva algún otro galerista… Contratos de exclusividad?
    Es como si los galeristas fueran benefactores. No hay que olvidar que una galería de arte no es más que una tienda, un negocio.

    Atentamente

    Un abrazo y felicidades por el blog

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies