EL IMPACTO DE LO NUEVO - Alberto Romero Gil
600
post-template-default,single,single-post,postid-600,single-format-gallery,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-4.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
  • foto-antonio-lopez-gran-via
  • foto-antonio-lopez-gran-via
  • foto-antonio-lopez-gran-via
  • foto-antonio-lopez-gran-via

El Impacto de lo nuevo

El impacto de lo nuevo son ocho documentales que realizó Robert Hughes para la BBC2 entre 1979 y el 80, y no puedo otorgarle otro calificativo que no sea magistral. El despiece del arte del siglo XX es conciso y astuto.

En el último capítulo titulado “El futuro que fue”, R. Hughes relata una crítica feroz a Courbet.

Honoré Daumier:

¿De qué fabuloso acoplamiento  de una babosa con un pavo real, de qué antítesis genital, de qué fangos cenagosos puede haber sido engendrada esta cosa llamada Messier Gustave Courbet. Bajo qué invernadero con la ayuda de qué estiércol. Como resultado de que mezcla de vino, cerveza, mocos corrosivos y flatulentas hinchazones pudo crecer esta ruidosa y peluda calabaza? Esta barriga estética, esta imbécil e impotente encarnación del ego.

Reflexion de Robert Hughes.

Ya no se escribe una critica de arte como ésta, no por timidez editorial, sino  porque nadie se siente amenazado por las obras de arte como Daumier se sintió amenazado por Courbet. Daumier usó la clase de lenguaje que utilizan las sociedades para autoprotegerse y castigar a sus ofensores. Y su frenético insulto fue en cierto modo una especie de halago de rebote. Pues brotaba de una intensa fe en la importancia de lo que el arte decía y de que sus obras tenían repercusión en el mundo real.

La reflexión final de Hughes sobre la agresividad del crítico me hicieron pensar en los insultos que Rosa Olivares y Lola Garrido hicieron a Antonio López en unos comentarios en el Facebook a colación de un articulo de Rosa en Exit-Express sobre el cuadro de la Familia Real.

Transcribo textualmente el comentario (enlace al comentario):

Rosa Olivares: “Efectivamente, señores y señoras, cuando alguien tarda tanto en hacer algo que es su oficio, quiere decir que o es un vago o no sabe de su trabajo, no sabe lo que quiere contar. En este caso Lopez creo que es mal pintor, dibuja mal, es inseguro y creo que hasta vago. El completo”

Lola Garrido: “Rosa, exactamente. Pero hay sigue empeñado en que sus cuadros son lo más, y camuflado en su sencillez de artista intocable.! Y a 100 millones señores!

Alguien con dudoso nivel intelectual debió de sentirse amenazado. Es a mi juicio la misma amenaza que sienten muchos pintores figurativos ahora adheridos al club de moda “Yo también critico a Antonio López”. Supongo que son las mismas personas que en su día decían, que Velazquez solo sabía pintar cabezas. En todo caso, creo que Antonio López se ha ganado el derecho a opinar.

El impacto de lo nuevo llega a su fin cuando el arte actual empezó a inundarlo todo. Hoy tengo claro que el arte establecido se ha convertido en un sinsentido, y que algo debe de empezar a cambiar para volver a la sensatez, y no me preocupa, porque ocurrirá. Pero en esa fiesta del cambio aflorarán voces y territorios (Gurus, Museos, Concursos…) donde los hasta ahora rechazados y despreciados nos sentiremos, a modo de cantos de sirena, acogidos y entendidos. Pero lo importante no es que alguien opine igual que tú, sino que el razonamiento detrás de su opinión merezca la pena. Pues nadie puede negarle a Hitler que el agua moja, lo importante es qué pretende hacer con el agua.

Dejadme que acabe con las últimas palabras de Robert H en el impacto de lo nuevo:

“Terminamos donde empezó la modernidad, a los pies de la torre Eiffel; la etiqueta sugeriría que pronosticara acerca de qué ocurrirá en los tiempos venideros. No lo haré, porque no lo sé. La historia nos enseña una cosa cierta; cuando los críticos sacan la bola de cristal e intentan adivinar como será el futuro, casi siempre se equivocan. No creo que existan precedentes de una carrera hacia la insignificancia como la que hemos visto en los últimos quince años en el nombre del futuro de la historia. El famoso radicalismo del arte de los años sesenta y setenta ha resultado ser una especie de espectáculo necio, una adivinanza violenta, una forma de evitar el sentimiento. Creo que ya no vamos a estar obligados a mirar a una caja de contrachapado, una hilera de ladrillos en el suelo o una cinta de video de algún imbécil de la Universidad central de la Paranoia clavándose agujas pensando: esto es lo verdadero, este es el arte necesario de nuestro tiempo, esto merece ser respetado, porque no lo es, no lo fue y a nadie le importa. Lo cierto es que cualquiera, con la excepción de un niño, puede hacer cosas de ese estilo, porque  los niños tienen una especie de relación sensual y compleja con el mundo a su alrededor que la modernidad en sus años de decadencia estaba intentando negar.  Esa relación es el paraíso perdido que el arte quiere devolvernos, no como niños sino como adultos. Es también lo que lo moderno y lo antiguo tienen en común, Pollock con Turner, Matisse con Rubens o Braque con Poussin. Y el proyecto básico del arte es siempre hacer del mundo algo comprensible y completo, restaurarlo para nosotros  en toda su gloria y ocasional perversidad, no mediante la razón sino mediante el sentimiento. Y luego cerrar la distancia entre tú y lo ajeno a ti, y de este modo pasar del sentimiento al significado. No es algo que puedan hacer los comités, no es una tarea realizada por grupos o movimientos, sino por individuos, cada persona mediando de alguna manera entre un sentido de la historia y una experiencia del mundo. Esta tarea es literalmente inacabable, y aunque ya no tengamos una vanguardia, siempre vamos a tener arte.”

Las maravillosas fotos que ilustran el texto fueron cedidas generosamente por el pintor Luis García Mozos

2 Comments
  • Carmen

    9 julio, 2014 at 6:17 pm

    ¡Gracias por este post! ¡ Gracias, gracias, gracias!

    • Alberto Romero Gil

      10 julio, 2014 at 10:53 am

      ¡Que alegría Carmen! Gracias a ti por leer. Felicidades por tu trabajo. Un saludo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies